TITULOS
Curiosidades

Por qué las botellas de vino tienen el fondo para dentro

Publicado el dia 15/05/2018 a las 16h34min
¿Alguna vez te pusiste a pensar por qué el diseño es de esta forma?

El vino es una bebida conocida desde la prehistoria. Sin embargo, el diseño del envase de vidrio del que vamos a hablar apareció recién en el siglo XVII y convirtió al vino en una bebida de “digna” de los banquetes y celebraciones de las clases altas. Siguiendo las huellas de la historia, el vino comenzó sirviéndose en otros envases en donde estaba más expuesto al oxígeno y debían ser consumidos rápidamente antes de que se oxiden.

Al aparecer la botella de vidrio, permitió almacenar la bebida durante más tiempo y de paso hizo que el vino supiera mejor. Lo curioso es que este tipo de envases tiene una característica particular en su base que, en vez de ser plana está, metida para dentro.

 

Pero, ¿por qué?

Se dice que la botella tiene esta forma ya que en sus orígenes se hacían artesanalmente y con la técnica de vidrio soplado, por lo que para que no quedara un relieve en el exterior de la base, lo hicieron para dentro (donde va el contenido líquido). Así mismo se fue convirtiendo en un hábito que se realizara de esta manera, y hoy en día esta característica tiene más argumentación: 1- Distribuir la presión dentro del envase para aguantar el duro proceso de taponado y, especialmente, la alta presión de los vinos espumosos. 2- La curva también añade peso al fondo, lo que hace que el envase sea más difícil de derribar. 3- Evita que el vidrio resuene fácilmente, lo que disminuye la probabilidad de que la botella se rompa durante el transporte.

Fonte: Rumbos